Ahorrar agua: el cambio empieza en nosotros

Ahorrar agua: el cambio empieza en nosotros

La superpoblación del planeta y el consumo desmedido han puesto en peligro algunos recursos naturales indispensables. Sin duda, el más importante de todos es el agua, del cual dependen casi todas nuestras actividades cotidianas: el aseo, la alimentación, el cuidado de la naturaleza o la producción de energía, entre otras.

Esta escasez tiene efectos negativos, especialmente en los países o zonas más pobres, pues el desabastecimiento se traduce en la aparición de enfermedades, crisis alimentarias, sequías y un aumento de la pobreza.

Hasta hace relativamente poco, el agua era considerada un recurso natural renovable. Sin embargo, ante el desequilibrio del ciclo hídrico que presenciamos en la actualidad, su renovación está en entredicho. La FAO estima que en el año 2030, cerca del 20% de los países en desarrollo tendrán problemas de acceso al agua.

A esta situación también han contribuido prácticas como la deforestación, la gestión ineficiente de las fuentes hídricas, la contaminación, la acción industrial desmedida, el cambio climático y la sobreexplotación de otros recursos naturales.

Según las Naciones Unidas, al menos 758 millones de personas en el mundo no tienen acceso al agua potable. En los países menos desarrollados, es necesario realizar largos trayectos hacia las fuentes hídricas, lo cual representa un esfuerzo adicional para las familias y comunidades.

Como es obvio, los países que más agua consumen son los más poblados del planeta: China, Estados Unidos, India y Brasil. Sin embargo, la lista se completa con aquellos con mayor presencia de industrias y comercio en general.

De ahí que la preservación de este recurso sea una preocupación mundial. Personas, empresas, gobiernos, organizaciones e instituciones deben trabajar para sensibilizar sobre la necesidad de hacer un uso responsable del agua, sobre todo si tenemos en cuenta que para el año 2050 la demanda crecerá un 55%.

En ese sentido, en los últimos años ha surgido la necesidad de crear y fortalecer redes de ciudadanía global que fomenten, entre otros, valores como el consumo responsable, la solidaridad y las prácticas sostenibles para el medioambiente.

Recuerda que en Japac trabajamos diariamente para que los culiacanenses cuenten con el mejor trato por parte de nuestro equipo, para que tú y los tuyos puedan tener acceso al agua limpia, por ello invitamos a todos los ciudadanos para que se comprometan en la lucha contra el desperdicio del agua. Tú puedes convertirte en un Guardián del Agua.

0 comments

Leave a comment