El agua y los árboles, complicidad para la vida

El agua y los árboles, complicidad para la vida

La relación que existe entre el agua y los árboles es esencial para la vida del planeta. Las copas de éstos sirven para recolectar la mayor cantidad de lluvia posible, que se desliza entre las hojas, ramas y el tronco hasta alcanzar el suelo, humedeciéndolo para protegerlo contra la erosión. Y el agua que se filtra hasta las raíces sirve para nutrir toda la vegetación.

 Debemos recordar que gran parte del agua potable en el mundo proviene de zonas boscosas, además que millones de personas dependen del agua dulce que fluye de los bosques.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), 20 millones de personas de la Ciudad de México obtienen agua potable de los bosques de montaña que rodean la zona urbana.

Para ello, uno de los principales objetivos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) es llevar a cabo acciones de conservación del agua, el suelo y bosques en las partes altas de las cuencas para acumular la recarga de los acuíferos.

Los árboles poseen un efecto termoregulador porque captan la luz del sol y proyectan su sombra al suelo y evitan que la fauna y otro tipo de flora reciban directamente los rayos solares. Los grandes bosques también son un factor para combatir el cambio climático, ya que reducen el calentamiento de la atmósfera y regulan la temperatura de la tierra.

Son también barreras naturales contra los vientos de los ciclones tropicales, que aunque no los eliminan, desaceleran su velocidad. Por si fuera poco, reducen la cantidad de bióxido de carbono en la atmósfera, pues lo transforman en oxígeno por medio de la fotosíntesis de sus hojas.

Conocer estos términos te ayudará a entender la importancia que tiene convertirte en “Guardián del Agua”, así como la importancia que tiene esta en nuestras vidas. También te ayudará a interpretar de manera correcta las noticias o la información que encuentres relacionada con este recurso.

Fuente: Conagua

0 comments

Leave a comment