Cinco mitos del consumo de agua

Cinco mitos del consumo de agua

Sin duda alguna el agua es un componente fundamental de la nutrición; después del oxígeno, es el elemento más importante, urgente y benéfico para el cuerpo. También es responsable del proceso de asimilación, regulación intestinal y digestiva, control de la temperatura corporal, eliminación de toxinas vía renal, hidratación de las mucosas, entre otras funciones que son posibles gracias al consumo del agua.

La necesidad diaria es muy variable para cada individuo y las condiciones en que se encuentre. En promedio, para un adulto sano con una ingesta de 2 mil calorías diarias, lo recomendable es un consumo de agua natural de dos litros al día, lo equivalente a ocho vasos aproximadamente.

Existen muchos mitos y dudas respecto al consumo del agua, por ello JAPAC con información de Fernanda Zimmermann para Salud 180, Nutrióloga del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg’s (INSK), responde alguna de ellas:

  1. ¿Cómo saber si se está tomando suficiente agua?

Una señal que determinará si el cuerpo tiene un nivel suficiente, será comprobar el tono de la orina: un tono amarillo suave y transparente, significa que existe una óptima hidratación. De igual forma, el estado de la piel: ésta debe notarse fresca, de lo contrario deberán tomarse medidas al respecto.

  1. ¿Sólo el agua puede hidratar al organismo?

Aunque los expertos recomiendan el consumo de agua natural, hay otros líquidos que dan al organismo la capacidad de hidratación; por ejemplo: bebidas isotónicas, tés, jugos, infusiones, sopas, leche, entre otros.

La comida sólida que se ingiere también contiene agua. Del 20 al 25% del consumo total de líquidos proviene de los alimentos. Las verduras y frutas son especialmente ricas. Inclusive, en alimentos como los frutos secos, carnes y pescados el agua está presente.

  1. ¿Es conveniente el consumo de agua mineral con gas?

El consumo de agua mineralizada es conveniente cuando la persona no puede evitar consumir refrescos, logrando así que ésta dé la sensación del gas y no proporcionará azúcares. También aporta algunos componentes que pueden ser benéficos al organismo, como por ejemplo calcio y magnesio.

Es importante mencionar que el agua mineral con gas no es recomendada para personas con problemas gastrointestinales, hernia de hiato y reflujo, predisposición a la flatulencia e insuficiencia respiratoria severa.

  1. ¿Beber mucha agua adelgaza?

Aunque el agua es libre de calorías, no tiene el poder de adelgazar, pero es cierto que en cualquier programa para bajar de peso es de gran ayuda, ya que evita el estreñimiento y colabora en las funciones de eliminación de toxinas.

De igual manera, si se ingiere agua entre o durante las comidas, provoca saciedad y evita que se ingieran en exceso otros alimentos.

  1. Si se padece alguna enfermedad en los riñones ¿se debe dejar de tomar agua?

La restricción de líquidos se utiliza en pacientes con problemas renales, hepáticos y de insuficiencia cardíaca. La restricción debe ser individual y determinada por un profesional de la salud, pues depende de las condiciones de cada paciente.

Es importante aprender a escuchar al organismo, ya que algunos de los síntomas como dolor de cabeza, sequedad en la piel, labios agrietados, mareos, hinchazón abdominal y retención de líquidos, entre otros, pueden ser una señal de alarma porque no se está consumiendo el agua necesaria para un óptimo estado de salud.

Si existen dudas relacionadas con los hábitos de alimentación, se recomienda acudir con un profesional de la salud para que brinde la orientación necesaria.

Recuerda que en JAPAC trabajamos diariamente para que los culiacanenses cuenten con el mejor trato por parte de nuestro equipo y para que tú y los tuyos puedan tener acceso al agua limpia, por ello invitamos a todos los ciudadanos para que se comprometan en la lucha contra el desperdicio del agua. En ti puede empezar el cambio.

0 comments

Leave a comment