12 consejos para ahorrar agua con tu lavadora

12 consejos para ahorrar agua con tu lavadora

Una lavadora convencional puede gastar hasta 200 litros de agua por cada carga de ropa mientras que una ahorradora únicamente usa 80 litros. Por otra parte, la energía eléctrica que requiere un modelo común es mucho mayor a la de una lavadora ahorradora que puede economizar entre un 80 y 100 por ciento en comparación.

Además, la fricción de las lavadoras normales desgasta más rápido las prendas, a diferencia de las máquinas que al no utilizar tanta agua, lavan en menos tiempo y maltratan mucho menos la ropa.

JAPAC con información de Metros Cúbicos te brinda algunos consejos para que los tomes en cuenta si estás buscando la lavadora que se adapte mejor a tus necesidades y a tu bolsillo. Si ya tienes una, pon en práctica los siguientes consejos que harán más eficiente el lavado y te permitirán ahorrar agua y dinero.

Entre el 80 y el 85 por ciento de la energía que consume una lavadora se utiliza para calentar el agua. Utiliza programas de baja temperatura siempre que la ropa no esté muy sucia, así reducirás el gasto.

1.- El agua fría aumenta considerablemente la vida de tu ropa y preserva su color original. Usarla te ahorrará mucho dinero no sólo en ropa sino también en consumo de energía.

2.- Aparta la ropa blanca y de color ya que las condiciones de lavado para cada grupo son diferentes.

3.- También es recomendable separarla según el grado de suciedad, de eso depende el programa de lavado que debes escoger.

4.- Clasifícala por tipos de tejidos, los sintéticos y los naturales también requieren programas distintos de lavado.

5.- Separar y clasificar te permitirá aprovechar mejor el ciclo de lavado.

6.- Revisa las etiquetas de la ropa porque algunas prendas no pueden lavarse con agua caliente o no deben exprimirse.

7.- Sigue la indicación del fabricante respecto a la cantidad adecuada de detergente.

8.- En lavadoras ahorradoras de agua, es recomendable el uso de detergente líquido.

9.- Si tu lavadora tiene la opción de nivel automático de agua ¡úsalo!, así cuando laves una carga de ropa menor a la que acostumbras, la máquina calculará la cantidad de agua que se requiere sin desperdiciarla.

10.- Si tu detergente es biodegradable, reutiliza el agua que sale de la lavadora, úsala para el WC o para regar el jardín.

11.- Trata de llenar la lavadora a toda su capacidad, de esta forma reduces tu empleo de agua y jabón.

12.- Por último, es importante que recuerdes que el límite máximo de carga por lavado siempre se refiere a ropa seca, no mojada.

En JAPAC sabemos que el agua es un líquido muy escaso e indispensable para la vida. Por ello es importante que nos convirtamos en guardianes del agua para cuidarla y emplearla de manera eficiente.

0 comments

Leave a comment