¿Qué tanto sabes del agua de lluvia?

¿Qué tanto sabes del agua de lluvia?

La lluvia es la precipitación de partículas de agua, de diámetro mayor de 0.5 mm o de gotas menores, que cae de las nubes en forma líquida o sólida. Depende de tres factores: la presión atmosférica, la temperatura y la humedad atmosférica.

La precipitación de agua en la atmósfera, se produce por la condensación del vapor de agua contenido en las masas de aire, que se origina cuando las masas de aire son forzadas a elevarse y enfriarse. Para que se produzca la condensación es preciso que el aire se encuentre saturado de humedad y que existan núcleos de condensación.

Los océanos, ríos, lagos, lagunas, embalses reciben la energía solar y pierden agua por evaporación. La evaporación del agua mantiene la atmósfera húmeda. En la altitud, con la reducción de temperatura, el vapor de agua se condensa y precipita en forma de lluvia, dependiendo de las condiciones atmosféricas u orográficas de la superficie, se precipita en forma de hielo (granizo) y niebla.

Clasificación:

Lluvia: precipitación acuosa, de intensidad entre débil y moderada.

Llovizna: lluvia muy débil, de gotas muy finas.

Chubasco: lluvia de corta duración, de intensidad moderada o fuerte. Puede estar acompañado de viento.

Tormenta eléctrica: lluvia acompañada por actividad eléctrica y viento moderado o fuerte, e incluso con granizo. Intensidades desde muy débiles a torrenciales.

Aguacero: lluvia torrencial, generalmente de corta duración.

Monzón: lluvia muy intensa y constante propia de determinadas zonas con clima estacional muy húmedo, especialmente en el océano Índico y el sur de Asia.

Tromba: fenómeno meteorológico de pequeñas dimensiones pero muy intenso, que mezcla viento y lluvia en forma de remolino.

Rocío: no es propiamente una lluvia, pero sí una precipitación acuosa. Se forma en las noches frías y despejadas, por condensación de la humedad del ambiente.

La lluvia se mide con el pluviómetro que debe ser instalado en sitios donde no se produzcan interferencias de edificaciones, árboles y rocas.

La precipitación pluvial se mide en milímetros, que equivale al espesor de la lámina de agua que se formaría, a causa de la precipitación, sobre una superficie plana e impermeable.

0 comments

Leave a comment